Por trazabilidad se entiende la capacidad de rastrear los lotes de insumos o materiales utilizados en la elaboración del producto terminado. De esta manera resulta sencillo saber qué se uso en cada producto y, en caso de fallas, ubicar el lote defectuoso, quién lo proveyó y cuando ingresó.

La implementación de trazabilidad permite hacer el seguimiento de los insumos y materias primas desde el ingreso a planta, su transformación en productos intermedios y terminados y su posterior venta a terceros. Para ello es necesario asignar en cada paso un número de lote o partida para cada uno de los artículos utilizados, ya sea en ingresos a planta, movimientos internos, ordenes de producción y trabajo, remitos, etc.

En el caso en que se detecte un producto en mal estado debido a un lote de insumos fallado, puede conocerse en qué otras producciones y artículos se utilizó y a quienes se vendieron los productos.

La trazabilidad es un requisito previo fundamental para la certificación de las normas ISO 9000 y para la implementación de Buenas Prácticas de Manufactura (B.P.M.).

El software de gestión GES provee las herramientas necesarias para registrar el lote o partida en cada operación con cada artículo del sistema. De esta manera, el sistema preguntará por el lote del artículo cada vez que se realice una operación con artículos configurados con lotes.

Los códigos de lotes pueden darse de alta manualmente o automáticamente al ingresar la mercadería al stock (recepciones de proveedores, producciones / fabricaciones / ordenes de trabajo, etc.). El sistema lleva un control de los lotes activos y con stock, por lo que podrán consultarse los lotes disponibles en todo momento.

Al remitir un artículo a un cliente, el sistema tomará por defecto el lote más antiguo, […]